Gustavo Bolívar renunciará al Congreso y da sus razones: «No puedo seguir hundiéndome»

El senador del Pacto Histórico afirmó que no cumplirá los cuatros años que le corresponden en el órgano bicameral por distintos motivos que lo aquejan.

Gustavo Bolívar, uno de los principales escuderos del presidente Gustavo Petro en los últimos años. A partir de 2018, el senador se sumó de lleno a la campaña presidencial de su tocayo y, luego de vencer en las elecciones, ha representado una gran fuerza política en la estructuración de las reformas que plantea el Gobierno Nacional.

La confianza de Petro hacia Bolívar significó que este último encabezara la lista cerrada al Senado del Pacto Histórico. Además, ya habiendo asumido su curul, fue designado como presidente de la Comisión Tercera, a la cual le atañen varios asuntos de hacienda y crédito público.

Gustavo Bolívar: por qué renunciará al Congreso

Sin embargo, cuando parecía que Bolívar seguiría siendo una pieza clave del Gobierno, el senador anunció que dejará el Congreso en el futuro próximo. Según explicó en entrevista con Semana, esa era una decisión que ya estaba concertada con Petro antes de ser reelegido.

“Descarten que yo siga cuatro años acá [en el Congreso]. Yo había dicho que no quería volver, pero el presidente Petro me pidió encabezar la lista y lo acepté con el compromiso de estar poco tiempo y el presidente Petro lo sabe”, detalló Bolívar.

El legislador explicó que permanecerá en el cargo hasta que concrete algunas de las iniciativas más pesadas del Gobierno, como por ejemplo la reforma tributaria. Por lo tanto, no especificó la fecha en la que se producirá su salida definitiva.

“Yo quisiera dejar aprobada la reforma tributaria y los proyectos grandes que entran por mi comisión. El presupuesto salió bien y el otro es el de regalías, que lo presentamos. Después el Plan Nacional de Desarrollo”, agregó.

En cuanto a las razones que lo llevaron a tomar esta decisión, Bolívar fue claro: las deudas que desde hace tiempo lo persiguen. Estas, según contó al citado medio, lo obligan a regresar eventualmente a su otra actividad económica: los libros, el cine y la televisión.

“Después de dejar esas cosas hechas pienso apartarme, dar un paso al costado, porque no puedo seguir hundiéndome porque es el patrimonio de toda la familia”,  concluyó.