Poder político proclama a Carlos III como nuevo monarca del Reino Unido: «Dios salve al rey»

Aunque el heredero sucedió a su madre automáticamente tras su muerte, el poder político británico lo reconoció oficialmente en este tradicional evento.

El ceremonial Consejo de Ascensión declaró al príncipe Carlos Felipe Arturo Jorge como el nuevo monarca Carlos III, tras lo que los asistentes al acto, sobre todo figuras políticas, dijeron: “Dios salve al rey”.

Tras anunciar la muerte de la reina y proclamar a su sucesor, la presidenta del Consejo, Penny Mordaunt, ordenó a miembros del Consejo Privado (autoridades políticas y sociales que asesoran al monarca) pasar a una sala aparte.

Este grupo de autoridades, entre ellas la primera ministra, Liz Truss, y el príncipe de Gales, Guillermo, se reúnen ahora con el nuevo rey. En una segunda parte de la ceremonia, Carlos II hace una intervención, lee y firma un juramento.

Como miembros del Consejo Privado -herencia del pasado que actualmente es sobre todo simbólico-, están también presentes Camila, la reina consorte, y el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, primado de la Iglesia Anglicana.
Este es el primer acto oficial de Carlos III como jefe de Estado y es diferente a la coronación, una ceremonia con gran pompa y boato que se espera que tenga lugar en los próximos meses.

Cumplido el primer requisito oficial antes e la coronación, Carlos III ha afirmado este sábado que seguirá “el ejemplo” de su madre, Isabel II, en su reinado, en el que se compromete a respetar los principios constitucionales y servir a los ciudadanos con dedicación.

La proclama se hizo pública después, primero en el balcón de la residencia privada de la realeza y luego en el palacio de Buckingham, en Londres, acompañada de trompetas y cañonazos de salva.