Tiendas de Justo & Bueno cambiarán de nombre: nuevos dueños ya lo tienen listo

José Manuel Carbonell, vicepresidente financiero de Olímpica, explicó en W Radio cómo será la llegada de la empresa a más de 400 tiendas.

Aunque todavía no hay una fecha para que salga a la luz, la nueva empresa que es propiedad de la familia Char, dueños de Olímpica, está preparando todo para usar la mayoría de locales que antes estaban arrendados por la liquidada Justo & Bueno.

Los dueños de los supermercados Olímpica se quisieron meter en este nuevo modelo conocido como tiendas ‘hard discount’ (descuento duro) en el que D1 lidera sobre el resto de negocios parecidos. Por tal razón, dice Carbonell, hicieron “nuevos contratos de arrendamiento” en los mismos lugares en los que antes funcionaban las tiendas de la liquidad Justo & Bueno.

Lo que ahora empieza es un proceso para poder diseñar una estrategia que les permita tener ganancias. El vicepresidente financiero de Olímpica anunció que ya tienen listo el nombre que le van a poner a estas nuevas tiendas, pero no quiso revelarlo.

“Se trata de un emprendimiento nuevo e independiente a Olímpica, por lo tanto no tendrá nada de Olímpica ni de Justo & Bueno. Ya tenemos un nombre definido, que va a ser informado más adelante”, aseguró este directivo en W Radio.

Carbonell asegura que, si bien no tienen nada que ver con la empresa que está en liquidación, sí desean beneficiar a los que antes trabajan con ellos. Con la creación de esta nueva empresa, informa Carbonell, se crearán uno 2.300 colaboradores directos y buscarán darle un impulso a proveedores que dejaron de venderles a Justo & Bueno. “Se beneficiarán unas 10.000 personas” entre empleos directos e indirectos.

Justo & Bueno: empresa nueva anuncia cuándo abrirán
Todo, hasta el momento, es tentativo, pero esperan “vincular a un número importante de trabajadores” para que estén en los más de 400 puntos de venta que habrá en todo el territorio nacional.

La intención de ellos es “iniciar actividades en el último trimestre de este año” en esas tiendas que estarán en la mayoría de municipios y ciudades de Colombia.
Lo que sí quiso dejar claro el vicepresidente financiero de Olímpica es que esa marca seguirá siendo independiente de la nueva empresa y que tienen objetivos, formas de trabajar y mecanismos diferentes, por lo que su modelo no es comparable. “Esta nueva actividad tiene características distintas”, aseguró.

Mientras esto sucede, los arrendatarios de los locales buscan alternativas para conseguir ingresos y, algunos de ellos, están vendiendo los enceres, razón por la que el proceso de liquidación se estaría dificultando para las autoridades colombianas.