Dólar podría llegar a los 7.000 pesos: lanzan alerta que aterra a muchos en Colombia

El dato, que a todas luces despierta inquietud en muchos sectores, fue presentado en un análisis de la firma Corficolombiana, a pocos días de elecciones.

Según esa firma inversionista, si en Colombia se llega a suspender la exploración petrolera, se darían varios efectos en la economía y la devaluación del peso podría llegar a ser de hasta 44 %, lo que ubicaría el precio del dólar en un máximo de 7.020 pesos.

Así lo describe Corficolombiana, que hace mención a la idea del candidato Gustavo Petro de suspender la firma de nuevos contratos de exploración de hidrocarburos con la idea de iniciar una transición energética para buscar nuevas formas de mantener la economía en el país.

(Lea también: Golpe al bolsillo: precio de la gasolina en Colombia subirá mes a mes desde junio)

La propuesta del líder progresista consiste en transformar la composición de la matriz energética, iniciando con un desescalamiento de la extracción de hidrocarburos. El objetivo es que la economía gire en torno a la producción de alimentos y artículos que se están importando y que se pueden fabricar en Colombia.

Según el análisis, la idea del candidato de izquierda tendría consecuencias directas sobre la inversión en exploración y también en la que se destina al desarrollo y explotación de yacimientos de petróleo y gas.

Dólar llegaría a $ 7.000 si suspenden exploración petrolera: Corficolombiana
La firma parte de los dos escenarios de producción petrolera que planteó la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP), basados en los informes oficiales de reservas y recursos que presenta la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

En el escenario A, la producción se mantendría alrededor de los niveles actuales (760 mil barriles por día) entre 2023 y 2027, y empezaría a caer desde 2028, con lo cual la autosuficiencia llegaría hasta 2033 y en adelante el país tendría que importar crudo.

En contraste, en el escenario B la producción empezaría a caer desde 2023, al ritmo de la declinación natural de las reservas y como resultado de la menor inversión.
“Las principales consecuencias de una política de hidrocarburos que descarta la nueva exploración es que anticipa al año 2023 el inicio de la caída en la producción de crudo y al año 2028 la pérdida de la autosuficiencia petrolera. Esto supondría que desde el próximo año empezarían a caer los ingresos del país por exportaciones de crudo –su principal fuente de divisas– y desde 2028 tendríamos que importar petróleo para satisfacer la demanda interna (destinando divisas que tendrían que ser generadas por una fuente distinta al sector petrolero y sacrificando su uso para comprar otros bienes y servicios del exterior”, precisó la firma.

Publicidad
En 2027, la devaluación del peso colombiano sería de entre 39,9 % y 43,7 %, equivalente a una tasa de cambio entre 5.080 pesos y 7.020 pesos, según Corficolombiana. Además, el desbalance comercial de bienes aumentaría entre 15,4 % y 38,6 % y las importaciones disminuirían entre 4,8 % y 8,9 %.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.