Salud Hernández-Mora visitó el pueblo de Francia Márquez, “un polvorín lleno de coca”, y la sacaron

Al municipio de Suárez (Cauca), de donde es oriunda Francia Márquez, la pandemia le generó estragos. Salud Hernández lo visitó y lo que vio la sorprendió: “es un polvorín”, dijo.

Del corregimiento La Toma, que antes vivía de la explotación artesanal de oro, hoy solo quedan recuerdos. Actualmente, subsiste de los cultivos ilícitos.

En su recorrido por la zona, los pobladores le contaron a la periodista que muchos niños se han ido de “raspachines” y consecuencia de ello han abandonado las aulas. Además, también le explicaron que a los campesinos, que antes escondían los cultivos, ahora les parece normal tenerlos en su parcela.

Salud trató de ingresar, a toda costa, a la vereda de Betulia, lugar donde asesinaron hace un año a Karina García (que en su momento fue candidata a la alcaldía), a su madre y a cuatro acompañantes, pero no se lo permitieron.

La periodista quería saber por qué, en esta zona del país, cultivar coca se convirtió en una labor que se destaca. Pero no pudo hacerlo. En el trayecto fue interceptada por guerrilleros, uno de ellos apenas tenía 11 años y todos portaban armas. “Me subieron en su camioneta y me llevaron con su comandante”, relata.

Además, un comandante de la estructura, Jaime Martínez, la hizo acompañarlo hasta un punto específico, para decirle que no podía seguir porque sabían que “hablaba mal de ellos”. Pero esto no le impidió visualizar que en el pueblo habían imágenes en homenaje al aniversario de muerte de Manuel Marulanda, alias Tirofijo.

También intentó recorrer otros lugares, pero la guardia se lo impidió. “Es preocupante que cada día, los periodistas que hacemos reportería, tengamos que sortear más obstáculos”, advirtió y recordó que en este caso no solo fueron los grupos armados.

En Suárez, cuentan que las organizaciones al margen de la ley se han unido para hacerle campaña a Francia Márquez. “A algunos no les gusta la candidata, pero piensan que si ganara ayudará a su pueblo. Quieren que no olviden nunca de dónde salió”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.