39 personas murieron en un ataque en Kramatorsk; Rusia niega responsabilidad

Dos cohetes rusos cayeron en una estación de tren en Kramatorsk

Dos cohetes rusos cayeron en una estación de tren en Kramatorsk, en el este de Ucrania, causando víctimas, dijo la compañía ferroviaria estatal de Ucrania. Reuters informó que la estación se utiliza para evacuar a civiles de las áreas bajo bombardeo de las fuerzas rusas. El Kremlin negó su responsabilidad en ello. Le contamos, minuto a minuto, lo que sucede en Ucrania.

Mientras que una estación de tren en Kramatorsk sufrió un ataque, las tropas rusas salieron de Sumy, en el noroeste ucraniano. A la vez, el embajador de Lituania en Ucrania regresó a Kiev y se espera que Olaf Scholz y Boris Johnson discutan sobre estrategias para mitigar la dependencia de Alemania del gas ruso.

Antes de empezar, algo más de contexto:

  • Rusia fue suspendida del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. La Asamblea General de las Naciones Unidas votó a favor de la moción por los informes de “violaciones y abusos graves y sistemáticos de los derechos humanos”. 93 países votaron a favor de la moción encabezada por Estados Unidos, mientras que 24 países votaron en contra y 58 se abstuvieron.
  • Estados Unidos revocó el estatus comercial de Rusia. En Washington, la Cámara votó para despojar a Moscú de su estatus comercial preferencial y prohibir las importaciones estadounidenses de productos energéticos rusos, horas después de que el Senado aprobara la legislación por unanimidad, informó The New York Times. Ahora, los dos proyectos de ley están a la espera de la sanción presidencial para convertirse en ley.
  • El Kremlin admitió haber sufrido “pérdidas significativas” de tropas rusas desde que lanzó su invasión de Ucrania. En una entrevista con Sky News, se le preguntó al portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, si la guerra había significado una humillación para Rusia, dada la cantidad de tropas perdidas. En respuesta, el funcionario dijo: “Tenemos pérdidas significativas de tropas y es una gran tragedia para nosotros”. Aunque no específico el número de víctimas, a finales de marzo, Rusia aseguró que había perdido 1.351 soldados y tenía 3.825 heridos.

Así lo confirmó el primer ministro eslovaco, Eduard Heger, según informó AFP. En un comunicado publicado en Facebook, Heger agregó que la medida no significaba que su país se hubiera unido al conflicto con Rusia: “Puedo confirmar que la República Eslovaca ha donado el sistema de defensa aérea S-300 a Ucrania, luego de la solicitud de asistencia de Ucrania. La donación del sistema no significa que la República Eslovaca se haya convertido en parte del conflicto armado en Ucrania”.

En un comunicado, el presidente Volodimir Zelenski acusó a las fuerzas rusas de atacar deliberadamente a civiles, después de que un ataque con cohetes rusos en la estación de tren de Kramatorsk en el este de Ucrania matara al menos a 39 personas.

Por ahora, se sabe que dos niños están entre los fallecidos, según el director de los ferrocarriles de Ucrania. El alcalde de Kramatorsk, Oleksander Honcharenko, dijo que unas 4.000 personas estaban en la estación en el momento del ataque.

En un comunicado, el líder ucraniano aseguró: “Al carecer de la fuerza y el coraje para hacer frente a nosotros en el campo de batalla, están destruyendo cínicamente a la población civil. Este es un mal que no tiene límites y si no se castiga, nunca se detendrá”.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, acusó a Rusia de la “masacre deliberada” de decenas de civiles, tras el ataque con cohetes rusos a la estación de tren de Kramatorsk. A través de Twitter, escribió: “Los rusos sabían que la estación de tren de Kramatorsk estaba llena de civiles que esperaban ser evacuados. Sin embargo, lo golpean con un misil balístico, matando al menos a 30 e hiriendo a al menos cien personas. Esta fue una matanza deliberada. Llevaremos a cada criminal de guerra ante la justicia”.

Al menos 39 personas murieron y 87 resultaron heridas (antes se hablaba 100 lesionados) en un ataque con cohetes rusos en la estación de tren de Kramatorsk repleta de evacuados, dijo el gobernador regional Pavlo Kyrylenko. En una publicación en línea, el gobernador dijo que muchos de los heridos estaban en estado grave, informó Reuters.

Según los informes, el alcalde Oleksander Honcharenko dijo que los hospitales no pueden hacer frente a la cantidad de personas heridas por el ataque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.