Carolina Cruz habla del sufrimiento en medio de los rumores de su separación

Esta semana un programa de entretenimiento aseguró que la relación entre la conductora de ‘Día a día’ y Lincoln Palomeque ahora sí llegó a su fin.

Desde hace meses se ha venido especulando que la relación sentimental entre Carolina Cruz y el actor de ‘Café, con aroma de mujer’, atravesaba por serios problemas. Sin embargo, ninguno de los dos confirmó o negó nada.

Pero, según los presentadores del programa de Canal 1, ‘Lo sé todo’, la ruptura de la pareja es definitiva, y hasta tendrían abogados de por medio para llevar a cabo la repartición de bienes.

Por ahora Carolina se encuentra en Bogotá junto a sus hijos, mientras que Lincoln está haciendo una gira internacional por el estreno de su última película ‘Flow Calle’ protagonizada por la cantante Farina.

“Nos ha contado que, efectivamente, a Lincoln Palomeque y Carolina Cruz les sonó el pitazo final de este partido [su relación]”, fue lo primero que dijo Ariel Osorio, sobre la ruptura.

“Aunque en un punto del camino han decidido intentarlo, la cosa al final no funcionó, concluyendo que cada uno debía seguir con su vida, brindando lo mejor para cada uno de sus hijos. Final, final, lamentablemente, una de las parejas más queridas”, concluyó el presentador.

Carolina Cruz publica mensaje sobre el sufrimiento

Como era de esperar la presentadora y el actor no han emitido comentarios al respecto, pero Cruz ha venido haciendo una serie de publicaciones en sus historias de Instagram con textos reflexivos sobre la vida, el agradecimiento, los hijos y más.

Recientemente, Carolina compartió un mensaje sobre el sufrimiento en el que se lee: “El primer paso para sufrir bien es aceptar que el sufrimiento es una parte normal de la vida. Tenemos que aceptar la realidad que es normal que suframos”.

El texto de tres párrafos hace hincapié en la importancia de considerar dicha sensación como parte fundamental en las experiencias humanas. “Quisiéramos creer que el sufrimiento es una excepción a la normalidad, o sea, que no esperamos sufrir. Así que los problemas nos toman por sorpresa y no anticipamos que el sufrimiento será parte de nuestras vidas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.